Economía
Prestarle dinero a Argentina y esperar que lo devuelva, ¿una locura total o sólo una locura?

Prestarle dinero a Argentina y esperar que lo devuelva, ¿una locura total o sólo una locura?
03/06/2014 | La economía del país está demasiado débil para que Argentina pague su deuda en dólares sin tener que recurrir a los mercados de deuda internacionales

Actualmente el precio de los bonos argentinos da por descontada cierta insensatez. La deuda en dólares estadounidenses con fecha de vencimiento 2033 ?regida por la ley de contratos de Nueva York y emitida en una anterior reestructuración? rinde 11%. No mucho para un estado paria que pasó los últimos 13 años negándose a pagarles a aquellos acreedores que no aceptaron las quitas de deuda. Pero el bono dio un retorno de 7% en lo que va de este año: una apuesta lucrativa que hasta el gobierno argentino debe reconocer.


La economía hoy está demasiado débil como para que la Argentina pague su deuda en dólares sin tener que recurrir a los mercados de bonos internacionales, aún cuando eso implique hacer la paz con los abandonados acreedores. El acuerdo de Argentina de cancelar u$s 10.000 millones de los préstamos defaulteados al Club de París es una señal de que el Gobierno lo entiende.

Pero también hubo una señal de que no lo comprende: se filtró el asesoramiento de sus abogados. Éstos recomendaron no abonar a los bonistas reestructurados (incluyendo a los tenedores de los bonos a 2033) ni a los holdouts, en respuesta a un fallo de un tribunal estadounidense que obliga a la país a pagar a ambos a la vez.


Eso hace que apostar a los bonos sea complicado. Los holdouts son la última y más resistente barrera que le impide al país el acceso a los mercados, porque tienen la capacidad de bloquear desembolsos en el tribunal. Un arreglo que evite pagar a los holdouts en su totalidad provocaría una significativa recuperación. Alcanzar un acuerdo de ese tipo es más fácil políticamente ahora que Argentina ha cumplido con sus acreedores oficiales por completo. El Club de París logró que le paguen sin quita. Argentina les abonará una tasa de 3%. El país anteriormente prometió a los holdouts pagarles como mucho un 20% de sus reclamos, muy lejos del acuerdo con el Club de París. La diferencia es enorme. Los holdouts pueden pedir mucho menos que la recuperación total para seguir adelante; Argentina debería ofrecer mucho más que una quinta parte. Es un opción sensata


Autor: Red Box Multimedia exclusivo para www.radioequis.com