Economía
Diez razones para volver a elegir una PC de escritorio antes que una portátil

Diez razones para volver a elegir una PC de escritorio antes que una portátil
00/00/0000 | Siguen perdiendo terreno frente a las tabletas y notebooks, pero todavía ganan por precio, tamaño de pantalla y mejor procesamiento 

Se están vendiendo cada vez menos y en los últimos años han presentado una evolución tecnológica escasa; cierto. Además, se han visto opacadas por el boom de sus parientes cercanas, las Todo en Uno, las notebooks, las netbooks (ahora en retirada), las tabletas y los smartphones. Sin embargo, las computadoras de escritorio tradicionales no han desaparecido y siguen siendo una opción en muchos casos. Los motivos por los que las PC con el clásico CPU se siguen eligiendo son varios, Next reunió diez. 


1.

Costo.

Aunque la brecha de precios entre las computadoras de escritorio y las portátiles se achicó mucho, Néstor Russaz, del Instituto Cetia, y Gastón Finkelstein, de Gigabyte, coinciden en que a capacidades de procesamiento y tamaños de pantalla comparables, las computadoras de escritorio siguen siendo más baratas.

2.

Posibilidad de personalizar.

Sobre este punto, Russaz señala que cuando Dell vendía a través de su sitio para la Argentina, la posibilidad de personalizar una notebook era bastante amplia. Sin embargo, ni en ese caso las portátiles igualaban las posibilidades que dan las PC de ser armadas a medida, eligiendo tipo, marca y modelo de gabinete, fuente de alimentación, motherboard, memoria, disco, procesador, pantalla y accesorios.

3.

Jugar a alto nivel.

Finkelstein lo explica así: “Hay notebooks que otorgan una buena experiencia de juego, pero un verdadero gamer necesita una placa de video de alta gama, lo que requiere a su vez una fuente de alimentación potente, y eso lo encuentra en una PC”. Un reciente estudio de Mindshare Argentina señala que en el país “se destaca la PC como la plataforma escogida para jugar, la siguen los teléfonos celulares y las consolas”.

4.

Pantalla de gran tamaño.

Los entendidos coinciden en que entre las máquinas portátiles lo habitual son las pantallas de hasta 17” (así lo manda el concepto de equipo portátil) y hay quienes necesitan monitores más grandes. Dice Finkelstein que quienes se toman en serio los juegos usan pantallas de 22” a 26”, imposibles en equipos portátiles (salvo que se les agregue una pantalla externa).

5.

Capacidad de procesamiento.

Quien edite imágenes o trabaje en diseño, por ejemplo, encontrará que los procesadores de escritorio tienen rendimientos mayores que modelos similares para equipos móviles, dice Finkelstein.

6.

Posibilidades de actualizar.

“Si no se deja pasar demasiado tiempo, las máquinas de escritorio tradicionales pueden admitir hasta dos instancias de actualización, en las que podrían estar involucrados el disco rígido, la memoria y la placa de video”. Dice Russaz. Las de escritorio también admiten el cambio del gabinete, la pantalla, la fuente de alimentación y, muy rápidamente, el del teclado, el mouse y otros periféricos.

7.

Costos de mantenimiento y de services.

Las fuentes consultadas por Next coinciden en que las reparaciones de las computadoras de escritorio suelen ser más sencillas, más rápidas y de menor costo que las de equipos móviles. ¿Uno de los motivos? Los repuestos de las PC de escritorio se consiguen más fácilmente. En cambio, componentes cruciales como las baterías de las notebooks –de vida limitada– a veces son difíciles de encontrar.

8.

Funcionamiento sin pausa.

Afirma Russaz que, aunque depende de la calidad de sus componentes, en general las PC responden mejor al funcionamiento sin pausa o a jornadas de uso muy prolongadas. “Ante esas situaciones a muchas notebooks les suele fallar el chip de video, lo que ocurre menos en los equipos de escritorio”, dice Russaz.

9.

Conectarle de todo.

Explica Finkelstein que las placas madre de las computadoras de escritorio pueden traer hasta 16 puertos USB, bastante más de lo que ofrecen las portátiles. También dan más alternativas en los casos en que se necesita conectar múltiples pantallas.

10.

Comodidad.

Quien usará la computadora siempre o casi siempre en su escritorio, seguramente preferirá la mayor ergonomía de un mouse y un teclado grande y una pantalla de dimensiones generosas. “A la notebook nos acostumbramos por todas las ventajas que nos da en cuanto a movilidad, pero los tamaños y la velocidad de una PC siguen siendo irreemplazables”, dice Finkelstein. 


Autor: Red Box Multimedia en exclusiva para www.radioequis.com